“Descubreamérica”

Más de 500 años después… en la memoria de nuestro continente americano

Antecedentes julio 11, 2007

Filed under: Antecedentes — Rodrigo Alvarez @ 3:46 pm

Europa antes del siglo XV

Cuando en Mesoamérica comenzaban a construirse los grandes centros ceremoniales del período Clásico, en Europa se terminaba el Imperio Romano. Allí, la invasión de los bárbaros, las tribus del norte y del este de Europa, dieron inicio a la llamada Edad Media, tiempo de predominio de Roma y el Papa.

En el año 711, los árabes -de religión musulmana y, por lo tanto, no cristianos- entraron a casi toda la península ibérica, donde actualmente están España y Portugal. Algunos reinos cristianos del norte se mantuvieron libres y comenzaron a pelear contra los que llamaron moros. A esa larga lucha se le llamó Reconquista.

En esa misma península vivían, además de moros, muchos cristianos y judíos que por la larga convivencia enriquecieron mutuamente sus culturas.

Como los árabes se adueñaron del Mar Mediterráneo, para los cristianos comenzó a ser difícil llegar a China. En Oriente había productos muy apreciados y, debido a las dificultades para llegar hasta allí, los europeos se dedicaron a buscar nuevas rutas.

mapa

La posición de España

Antes del siglo XV, España era más grande y poderosa que Portugal. Aunque tenía puertos en el Atlántico, no le interesaba ese océano.

Posteriormente, durante la mayor parte de esa centuria, su atención estuvo concentrada en el dominio islámico bajo el cual se encontraba gran parte del país y, especialmente, la ciudad de Granada. A pesar de ello, el litoral mediterráneo de España había estado libre de influencia islámica por varios siglos, y los barcos españoles habían convertido al país en una fuerza poderosa. En 1460, Cerdeña, Sicilia y la mitad sur de Italia estaban bajo su mando.

El antiguo imperio árabe se encontraba en decadencia y fue reemplazado por el imperio turco otomano con base en Estambul -Constantinopla en tiempos de los cristianos-. Hacia la misma fecha, el sultán turco completaba el dominio de Bulgaria, Grecia y Yugoeslavia. De allí que el Mediterráneo cayera en manos turcas y los países ibéricos volvieran su mirada al Atlántico.
 

La europeización del mundo

Una serie de acontecimientos habían cambiado la vida en Europa en el siglo XV. Los progresos alcanzados y la curiosidad por conocer tierras nuevas, impulsaron al hombre europeo a realizar expediciones en el Atlántico, hacia el norte, el sur y el oeste.

mapa2

A ello se agregó la necesidad de buscar nuevas rutas a Asia. Fue así como navegaron por las costas del continente africano y los mares que lo bordeaban, llegaron a Asia y establecieron relaciones comerciales con aquellos remotos países.

Además, América -un continente desconocido y aislado hasta entonces- fue incorporado a la historia universal.

Navegantes españoles y portugueses

Portugal inició la expansión europea. En 1415, ocupó Ceuta en Marruecos (Africa) y luego comenzó la expansión al sur. Impulsados por la escuela náutica fundada por Enrique El Navegante (1398-1460), asistidos por la brújula y el astrolabio, y empleando nuevos barcos como las carabelas, los portugueses se adentraron en el océano.

instrumentos

Implementos para la navegación de la época

Así, a lo largo del siglo hicieron valiosos descubrimientos en el Atlántico. En 1488, el navegante Bartolomé Díaz dobló el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur de Africa, dejando abierta la ruta a la India.

Por su parte, los españoles navegaron hacia el oeste. A principios de siglo habían descubierto Las Canarias. En 1492, los Reyes Católicos Isabel de Castilla y Fernando de Aragón reconquistaron Granada, expulsando a los árabes. Libres de esa gran preocupación, los soberanos pudieron apoyar el proyecto del marino genovés Cristóbal Colón, quien pretendía encontrar un camino a la India, navegando por el Atlántico en dirección a occidente.

América y sus habitantes

incas

Antes de la Conquista, en América había un desarrollo desigual. Contaba con zonas altamente pobladas y otras casi desiertas. Las estimaciones de población para la época son muy diversas, abarcando un rango desde los 13,5 millones de habitantes, hasta los 90 ó 112 millones.

En el norte estaba el Imperio Azteca, en un estado de civilización superior basado en el cultivo del maíz. Los Mayas ocupaban el sureste de México, la península de Yucatán y la actual Guatemala. En el subcontinente sur estaban los Incas, desde Ecuador hasta el centro de Chile.

mayas

Existían, además, muchos pueblos no sometidos a ninguno de estos imperios y que dominaban regiones más o menos extensas. Sin duda, ellos tenían noticias o conocían a los otros, considerándose que la integración era muy intensa.

La conquista y anexión del Nuevo Mundo por parte de España se realizó en menos de 50 años. Las Antillas fueron el punto de partida para llegar al imperio azteca; desde Panamá, por la costa del Pacífico, se avanzó a Perú y Chile; y la empresa de Hernando de Magallanes, que bordeó el continente por el Atlántico, permitió la penetración del Plata. La colonización del interior se realizó desde el Alto Perú.