“Descubreamérica”

Más de 500 años después… en la memoria de nuestro continente americano

Cristobal Colón julio 11, 2007

Filed under: Cristobal Colón — Rodrigo Alvarez @ 3:03 pm

 colon1

Sobre el origen de Cristóbal Colón se ha especulado mucho, pero lo más probable es que haya nacido en Génova, Italia, en 1451, hijo de Doménico Colón y de Susana Fontanarrosa. Murió el 20 de mayo de 1506 en Valladolid.
No se conocen datos acerca de su infancia ni tampoco de su educación, y lo más probable es que haya adquirido sus conocimientos en disciplinas tales como la Geometría en forma autodidacta.

 colon_genova
Se calcula que hacia los 21 años ya era capitán de una galera, y que entre 1472 y 1476 fue corsario, actividad de guerra que por esos años era considerada lícita. Entre 1476 y 1485 permaneció en Portugal, donde se involucró en el ambiente que generaba el proceso de expansión marítima protagonizado por ese país.
Sus estudios lo llevaron a proyectar un arriesgado viaje hacia la India, meta a la que se dirigían los esfuerzos portugueses. En este empeño descubrió América el 12 de octubre de 1492.

carabelas2

El proyecto colombino
 
La idea de Colón era que se podía llegar a la India navegando hacia el oeste, es decir, a través del Océano Atlántico. Se ha insistido, erróneamente, en que quería demostrar la esfericidad de la Tierra.

 esfera
Colón basaba sus cálculos en una curiosa mezcla de datos emanados de obras tales como el Imago Mundi, del Cardenal Pierre D’Ailly; la Historia Rerum Ubique Gestarum, de Eneas Silvio Piccolomini (Papa Pío II); y en los datos que sobre la extensión del Atlántico había hecho el geógrafo Paolo Toscanelli.
Su esperanza era llegar a las islas de Cipango —Japón— y Catay —China—, territorios que tiempo atrás habían sido visitados mediante otra ruta por el viajero Marco Polo.

Acude a los Reyes Católicos
 
Colón presentó su proyecto en Portugal, pero fue rechazado, y como su hermano Bartolomé corrió igual suerte en Inglaterra, decidió ir a España y el 20 de enero de 1486 se entrevistó con los Reyes Católicos en Alcalá de Henares. Los monarcas se interesaron por la idea, pero el dictamen de una junta de sabios, encabezada por Fray Hernando de Talavera, fue desfavorable para el marinero.
Sin embargo, los Reyes no cerraron la puerta a futuros acuerdos. Colón continuó perfeccionando su proyecto con la ayuda de Fray Antonio de Marchena, Fray Diego de Deza y, sobre todo, Fray Juan Pérez, quien lo retuvo en el monasterio de La Rábida, en el puerto de Palos en 1492, y gestionó otra entrevista con Isabel la Católica.

Castilla apoya la empresa

A inicios de 1492, Colón volvió a entrevistarse con Isabel la Católica y nuevamente fue remitido a una junta de sabios que, por segunda vez, rechazó el proyecto. Así, los Reyes despidieron al navegante. Cuando Colón se disponía a abandonar Granada, fue detenido por un alguacil de la Corte, quien tenía órdenes expresas de retornar con él ante los Reyes.

Los cronistas atribuyen a Luis de Santángel una intervención directa en favor de Colón ante la Reina. En apoyo de su amigo Colón, Santángel argumentó que el costo del proyecto no era tan elevado y que de llevarse a cabo se prestaría un servicio a la Iglesia llevando la palabra de Dios a tierras lejanas. A estos argumentos —que calaron hondo en el espíritu de Isabel— agregó otro: el acrecentamiento del poder de los reinos de España.
El mismo Santángel ofreció facilitar el dinero que se requería para organizar la expedición. Isabel aceptó y no fue necesario que tocara sus joyas, como dice la leyenda iniciada por Hernando Colón en la biografía que escribió sobre su padre.

Los preparativos

El siguiente paso para la realización del viaje fue fijar las condiciones económicas en que se emprendería. El 17 de abril de 1492 se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe. Llegar a estos acuerdos no fue fácil, pues como dice el padre Bartolomé de Las Casas en su Historia de las Indias: “Hacía más difícil la aceptación deste negocio lo mucho que Cristóbal Colón, en remuneración de sus trabajos y servicios e industria pedía”.

 carabelas
En dichos documentos, se le concedió a Colón el oficio de Almirante de la Mar Océana en forma vitalicia y hereditaria, y se le nombró Virrey y Gobernador de las tierras que pudiese descubrir. También, se acordó entregarle la décima parte de todas las ganancias que se obtuvieran y el derecho de contribuir con la octava parte de los gastos, recibiendo igual proporción de las ganancias.
A disposición de Colón fueron puestas dos carabelas, la Pinta y la Niña, y una nao, la Santa María; asimismo, se reclutó a los tripulantes y también se eximió del cobro de derechos de aduana al cargamento que llevaban las naves y se extendieron a Colón el nombramiento de capitán mayor de la armada y una carta de presentación al Gran Khan, el gobernante de China, o a cualquier otro príncipe de la India.

Anuncios
 

16 Responses to “Cristobal Colón”

  1. […] 3 de agosto de 1492 Colón inició su viaje saliendo del puerto de Palos de la Frontera en Huelva. La expedición de tres […]

  2. anael jazmin Says:

    ayyy noo qeee mallll
    qeee berrguenzaaaa
    jjjjaaajjjaahaHAHA!

  3. camila Says:

    esta re buena
    la informacion me
    sirvio mucho para
    mi trabajoo

    gracias i sigan
    coloaqando mas
    de cristobal colo

    ia eso nomas chao

  4. lester carles Says:

    ajajm eso si esta vacan

  5. mili Says:

    son cheveres las carabelas

  6. jhosi Says:

    MI COMENTARIO ES QUEDE ACA SE PUEDE IMVESTIGAR SOBRE CRISTÓBAL COLÓN

  7. joa Says:

    esta bonita la pagina, muy didactica y espero sigan adelante con el proyecto saludos desde Perú.

  8. Maria Says:

    buenas yo les queria preguntar cuales son las caracteristicas principales de la conquista de c.r las etapas x favor si me podrian escribir

  9. cristina Says:

    esta muy bien los barcos de colon

  10. briguitte Says:

    la verdad px q esta biem puton el descubrimienyto de america

  11. niunbrillo Says:

    Carabelas de Colón,
    Todavía estáis a tiempo:
    Antes que el día os coja,
    Virad en redondo presto,
    Presto;

    Tirad de escotas y velas,
    Pegadle al timón un vuelco,
    Y de cara a la mañana
    Desandad el derrotero,
    Atrás, a contratiempo.

    Mirad que ya os lo aviso,
    Mirad que os lo prevengo,
    Que vais a dar con un mundo
    Que se llama el Mundo Nuevo,
    Nuevo,

    Que va a hacer redondo el mundo,
    Como manda Ptolomeo
    Para que girando siga
    Desde lo mismo a lo mesmo.
    Atrás, a contratiempo!

    Por delante de la costa
    Cuelga un muro de silencio:
    Si lo rompéis, chocaréis
    Con terremotos de hierro
    Hierro,

    Agua irisada de grasas
    Y rompeolas de huesos;
    De fruta de cabecitas
    Veréis los árboles llenos,
    Atrás, a contratiempo!

    ¡A orza, a orza, palomas!
    Huid a vela y a remo:
    El mundo que vais a hacer,
    Más os valiera no verlo,
    Verlo:

    Hay montes de cartón-piedra
    Ríos calientes de sebo,
    Arañas de veinte codos,
    Sierpes que vomitan fuego.
    Atrás, a contratiempo!

    Llueve azufre y llueve tinta
    Sobre selvas de cemento;
    Chillan colgados en jaulas
    Crías de monos sin pelo,
    Pelo;

    Los indios pata-de-goma
    Acorazados de acero,
    Por caminos de betún
    Ruedan rápidos y serios.
    Atrás, a contratiempo!

    Por las calles trepidantes
    Ruge el león del desierto;
    Por bóvedas de luz blanca
    Revuelan pájaros ciegos
    Ciegos;

    Hay un plátano gigante
    En medio del cementerio,
    Que echa por hojas papeles
    Marcados de cifra y sello.
    Atrás, a contratiempo!

    Sobre pirámides rotas
    Alzan altares de hielo,
    Y adoran un dios de plomo
    De dientes de oro negros,
    Negros;

    Con sacrificios humanos
    Aplacan al Dios del Miedo
    Corazoncitos azules
    Sacan vivos de los pechos.
    Atrás a contratiempo!

    Trazan a tiros los barrios,
    A escuadra parten los pueblos;
    Se juntan para estar solos,
    Se mueven para estar quietos,
    Quietos;

    Al avanzar a la muerte
    Allí lo llaman progreso;
    Por túneles y cañones
    Sopla enloquecido el Tiempo.
    Atrás, a contratiempo!

    Por eso, carabelitas
    Oíd, si podéis, consejo:
    No hagáis historia; que sólo
    Lo que está escrito está hecho,
    Hecho

    Con rumbo al sol que os nace,
    Id el mapa recogiendo;
    Por el Mar de los Sargazos
    Tornad a Palos, el puerto,
    Atrás, a contratiempo!

    Monjitas arrepentidas,
    Entrad en el astillero;
    Os desguacen armadores,
    Os coman salitre y muergos,
    Muergos,

    Dormid de velas caídas
    Al son de los salineros
    Y un día, de peregrinas,
    Id a la sierra subiendo,
    Atrás, a contratiempo

    Volved en Sierra de Gata
    A crecer pinos y abetos,
    Criar hojas y resina
    Y hacerles burla a los vientos,
    Vientos,

    Allí el aire huele a vida;
    Se siente rodar el cielo;
    Y en las noches de verano
    Cantan grillos y jilgueros,

    Atrás a contratiempo!

    Chicho Sanchez Ferlosio

  12. ana leonor Says:

    ME ENCANTA LA HISTOIA Y LA FORMA COMO USTEDES LA EXPONEN.

  13. angelica Says:

    hau es muy bonito y chebre

  14. julia Says:

    hola cristobal colon


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s