“Descubreamérica”

Más de 500 años después… en la memoria de nuestro continente americano

Bienvenid@! julio 11, 2007

Filed under: Bienvenido! — Rodrigo Alvarez @ 3:52 pm

cristobal

“Descubreamerica” es una página creada con fines educativos que intentará mostrarte desde la mayor cantidad de puntos de vista, esta memorable gesta histórica que nos marcó y que nos sigue marcando con su legado a todo nuestro continente americano…

En esta página podrás encontrar variada información no solo sobre este hecho en particular, sino que además podrás revisar material relacionado como los preparativos, europa y amercia antes del encuentro de dos mundos, los siguientes viajes, algo más sobre Colón y mucho más…

Además para facilitar las cosas, y para que te interese más este tema, hemos incluido para ti un Webquest en el que podrás aprender más desarrollando actividades, a los que podrás acceder facilmente con un solo clic… (haz clic sobre la imagen)

webquest

Esperamos que esta página sea de tu agrado y sirva para tus trabajos, tareas, informes y otros!!!

 

Antecedentes

Filed under: Antecedentes — Rodrigo Alvarez @ 3:46 pm

Europa antes del siglo XV

Cuando en Mesoamérica comenzaban a construirse los grandes centros ceremoniales del período Clásico, en Europa se terminaba el Imperio Romano. Allí, la invasión de los bárbaros, las tribus del norte y del este de Europa, dieron inicio a la llamada Edad Media, tiempo de predominio de Roma y el Papa.

En el año 711, los árabes -de religión musulmana y, por lo tanto, no cristianos- entraron a casi toda la península ibérica, donde actualmente están España y Portugal. Algunos reinos cristianos del norte se mantuvieron libres y comenzaron a pelear contra los que llamaron moros. A esa larga lucha se le llamó Reconquista.

En esa misma península vivían, además de moros, muchos cristianos y judíos que por la larga convivencia enriquecieron mutuamente sus culturas.

Como los árabes se adueñaron del Mar Mediterráneo, para los cristianos comenzó a ser difícil llegar a China. En Oriente había productos muy apreciados y, debido a las dificultades para llegar hasta allí, los europeos se dedicaron a buscar nuevas rutas.

mapa

La posición de España

Antes del siglo XV, España era más grande y poderosa que Portugal. Aunque tenía puertos en el Atlántico, no le interesaba ese océano.

Posteriormente, durante la mayor parte de esa centuria, su atención estuvo concentrada en el dominio islámico bajo el cual se encontraba gran parte del país y, especialmente, la ciudad de Granada. A pesar de ello, el litoral mediterráneo de España había estado libre de influencia islámica por varios siglos, y los barcos españoles habían convertido al país en una fuerza poderosa. En 1460, Cerdeña, Sicilia y la mitad sur de Italia estaban bajo su mando.

El antiguo imperio árabe se encontraba en decadencia y fue reemplazado por el imperio turco otomano con base en Estambul -Constantinopla en tiempos de los cristianos-. Hacia la misma fecha, el sultán turco completaba el dominio de Bulgaria, Grecia y Yugoeslavia. De allí que el Mediterráneo cayera en manos turcas y los países ibéricos volvieran su mirada al Atlántico.
 

La europeización del mundo

Una serie de acontecimientos habían cambiado la vida en Europa en el siglo XV. Los progresos alcanzados y la curiosidad por conocer tierras nuevas, impulsaron al hombre europeo a realizar expediciones en el Atlántico, hacia el norte, el sur y el oeste.

mapa2

A ello se agregó la necesidad de buscar nuevas rutas a Asia. Fue así como navegaron por las costas del continente africano y los mares que lo bordeaban, llegaron a Asia y establecieron relaciones comerciales con aquellos remotos países.

Además, América -un continente desconocido y aislado hasta entonces- fue incorporado a la historia universal.

Navegantes españoles y portugueses

Portugal inició la expansión europea. En 1415, ocupó Ceuta en Marruecos (Africa) y luego comenzó la expansión al sur. Impulsados por la escuela náutica fundada por Enrique El Navegante (1398-1460), asistidos por la brújula y el astrolabio, y empleando nuevos barcos como las carabelas, los portugueses se adentraron en el océano.

instrumentos

Implementos para la navegación de la época

Así, a lo largo del siglo hicieron valiosos descubrimientos en el Atlántico. En 1488, el navegante Bartolomé Díaz dobló el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur de Africa, dejando abierta la ruta a la India.

Por su parte, los españoles navegaron hacia el oeste. A principios de siglo habían descubierto Las Canarias. En 1492, los Reyes Católicos Isabel de Castilla y Fernando de Aragón reconquistaron Granada, expulsando a los árabes. Libres de esa gran preocupación, los soberanos pudieron apoyar el proyecto del marino genovés Cristóbal Colón, quien pretendía encontrar un camino a la India, navegando por el Atlántico en dirección a occidente.

América y sus habitantes

incas

Antes de la Conquista, en América había un desarrollo desigual. Contaba con zonas altamente pobladas y otras casi desiertas. Las estimaciones de población para la época son muy diversas, abarcando un rango desde los 13,5 millones de habitantes, hasta los 90 ó 112 millones.

En el norte estaba el Imperio Azteca, en un estado de civilización superior basado en el cultivo del maíz. Los Mayas ocupaban el sureste de México, la península de Yucatán y la actual Guatemala. En el subcontinente sur estaban los Incas, desde Ecuador hasta el centro de Chile.

mayas

Existían, además, muchos pueblos no sometidos a ninguno de estos imperios y que dominaban regiones más o menos extensas. Sin duda, ellos tenían noticias o conocían a los otros, considerándose que la integración era muy intensa.

La conquista y anexión del Nuevo Mundo por parte de España se realizó en menos de 50 años. Las Antillas fueron el punto de partida para llegar al imperio azteca; desde Panamá, por la costa del Pacífico, se avanzó a Perú y Chile; y la empresa de Hernando de Magallanes, que bordeó el continente por el Atlántico, permitió la penetración del Plata. La colonización del interior se realizó desde el Alto Perú.

 

Conceptos Generales

Filed under: Conceptos — Rodrigo Alvarez @ 3:38 pm

1492: Descubrimiento y encuentro

El 12 de octubre de 1492 no solo se conoce por su carácter de “descubrimiento”. También se habla del “encuentro de dos culturas”, de la “iniciación de una nueva etapa histórica”, o del “fin de algunas culturas”. Todo lo anterior, dependiendo de la perspectiva desde la cual se mire.

Conceptos básicos

El descubrimiento se asocia con el momento más restringido que los antropólogos llaman contacto. Es decir, los instantes iniciales, de adquisición de nuevos conocimientos geográficos o culturales, y del principio de una nueva situación.

El encuentro, en cambio, va más allá. No tiene límites cronológicos. Hay encuentro entre Colón y el pueblo Taíno de las Antillas, y también en Cajamarca entre Atahualpa y Pizarro, y cada vez que una sociedad colonial o republicana se relaciona con otra indígena. En ese momento, cada una de ellas reelabora su visión y concepción acerca del otro.

En un sentido más restringido, encuentro se refiere a “los momentos iniciales, cuando para cada una de las culturas involucradas se plantea -trágicamente a veces- el problema de la existencia de mundos distintos, de paradigmas diferentes y de la ausencia de referentes adecuados para interpretar los acontecimientos.” (Martínez, 1991).

Celebración

Conmemorar o celebrar tiene, en este sentido, connotaciones distintas. De cualquier manera, la idea es tratar de entender este 12 de Octubre como un hecho que marcó la historia del mundo. Pero un hecho inserto en el largo proceso de exploración del Océano Atlántico, que durante todo el siglo XV realizaron los navegantes portugueses y castellanos.

América entró así al mundo conocido, sufriendo el más brusco de los cambios: el repentino fin de la era del aislamiento. A partir de 1492, quedó de lleno, y en forma definitiva, inmersa -para bien y para mal- en los destinos de Occidente y de todo el orbe.

 

El 12 de Octubre

Filed under: 12 de Octubre — Rodrigo Alvarez @ 3:34 pm

 palos

El 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón zarpó de Puerto de Palos con las tres naves La Pinta, La Niña y la Santa María. Luego de 37 días de difícil navegación, el 12 de octubre, a las 2 de la madrugada, el vigía de La Pinta vio tierra.

Los marineros desembarcaron en una isla y de ella Colón tomó posesión en nombre de los Reyes de España, bautizándola San Salvador. En la actualidad, no hay certeza acerca de cuál es, aunque se presume que se trata de alguna isla ubicada cerca del Cayo Samana, en Las Bahamas.

toma

El Encuentro

Cuando Colón y su tripulación llegaron por primera vez al Nuevo Mundo fueron recibidos por un grupo de indígenas sonrientes y felices. Todos acudieron a la playa, entusiasmados, a hacer regalos a sus visitantes: loros de colores brillantes y atados de telas.

Iban desnudos, salvo por la pintura corporal y algunas joyas. Colón observó que tenían una cara peculiarmente redonda y por ello les llamó, equivocadamente, “indios” (gente de la India). La redondez de su cara era artificial, resultado de fajar las caras de los bebés.

La llegada de los europeos significó una catástrofe para este pueblo pacífico. En 1492, la isla La Española estaba habitada por 300.000 indígenas. En los cinco años siguientes 100.000 habían desaparecido por las penurias sufridas o porque se les había matado. Además, con los españoles los contagiaron con enfermedades desconocidas, como la viruela, el tifus, la difteria y el sarampión.

“La siguiente isla”

Los indígenas del lugar se mostraron amistosos y por signos le indicaron que sus ornamentos de oro provenían de la isla siguiente. Durante dos semanas navegaron de isla en isla escuchando la misma respuesta: “La siguiente isla”.

Cuando Colón avanzó hasta Cuba, estaba convencido de que se encontraba en la China y envió una expedición al interior a buscar la ciudad de Zaitán, descrita por Marco Polo en su libro. Se le informó que solo habían chozas con techos de paja. En diciembre, llegó a una isla grande que llamó La Española y que hoy corresponde a República Dominicana y Haití.

Luego de construir el fuerte Navidad -en el cual quedaron 39 de sus hombres con instrucciones de reunir la mayor cantidad posible de oro-, Colón emprendió el regreso a Europa.

 desemb

 

Cristobal Colón

Filed under: Cristobal Colón — Rodrigo Alvarez @ 3:03 pm

 colon1

Sobre el origen de Cristóbal Colón se ha especulado mucho, pero lo más probable es que haya nacido en Génova, Italia, en 1451, hijo de Doménico Colón y de Susana Fontanarrosa. Murió el 20 de mayo de 1506 en Valladolid.
No se conocen datos acerca de su infancia ni tampoco de su educación, y lo más probable es que haya adquirido sus conocimientos en disciplinas tales como la Geometría en forma autodidacta.

 colon_genova
Se calcula que hacia los 21 años ya era capitán de una galera, y que entre 1472 y 1476 fue corsario, actividad de guerra que por esos años era considerada lícita. Entre 1476 y 1485 permaneció en Portugal, donde se involucró en el ambiente que generaba el proceso de expansión marítima protagonizado por ese país.
Sus estudios lo llevaron a proyectar un arriesgado viaje hacia la India, meta a la que se dirigían los esfuerzos portugueses. En este empeño descubrió América el 12 de octubre de 1492.

carabelas2

El proyecto colombino
 
La idea de Colón era que se podía llegar a la India navegando hacia el oeste, es decir, a través del Océano Atlántico. Se ha insistido, erróneamente, en que quería demostrar la esfericidad de la Tierra.

 esfera
Colón basaba sus cálculos en una curiosa mezcla de datos emanados de obras tales como el Imago Mundi, del Cardenal Pierre D’Ailly; la Historia Rerum Ubique Gestarum, de Eneas Silvio Piccolomini (Papa Pío II); y en los datos que sobre la extensión del Atlántico había hecho el geógrafo Paolo Toscanelli.
Su esperanza era llegar a las islas de Cipango —Japón— y Catay —China—, territorios que tiempo atrás habían sido visitados mediante otra ruta por el viajero Marco Polo.

Acude a los Reyes Católicos
 
Colón presentó su proyecto en Portugal, pero fue rechazado, y como su hermano Bartolomé corrió igual suerte en Inglaterra, decidió ir a España y el 20 de enero de 1486 se entrevistó con los Reyes Católicos en Alcalá de Henares. Los monarcas se interesaron por la idea, pero el dictamen de una junta de sabios, encabezada por Fray Hernando de Talavera, fue desfavorable para el marinero.
Sin embargo, los Reyes no cerraron la puerta a futuros acuerdos. Colón continuó perfeccionando su proyecto con la ayuda de Fray Antonio de Marchena, Fray Diego de Deza y, sobre todo, Fray Juan Pérez, quien lo retuvo en el monasterio de La Rábida, en el puerto de Palos en 1492, y gestionó otra entrevista con Isabel la Católica.

Castilla apoya la empresa

A inicios de 1492, Colón volvió a entrevistarse con Isabel la Católica y nuevamente fue remitido a una junta de sabios que, por segunda vez, rechazó el proyecto. Así, los Reyes despidieron al navegante. Cuando Colón se disponía a abandonar Granada, fue detenido por un alguacil de la Corte, quien tenía órdenes expresas de retornar con él ante los Reyes.

Los cronistas atribuyen a Luis de Santángel una intervención directa en favor de Colón ante la Reina. En apoyo de su amigo Colón, Santángel argumentó que el costo del proyecto no era tan elevado y que de llevarse a cabo se prestaría un servicio a la Iglesia llevando la palabra de Dios a tierras lejanas. A estos argumentos —que calaron hondo en el espíritu de Isabel— agregó otro: el acrecentamiento del poder de los reinos de España.
El mismo Santángel ofreció facilitar el dinero que se requería para organizar la expedición. Isabel aceptó y no fue necesario que tocara sus joyas, como dice la leyenda iniciada por Hernando Colón en la biografía que escribió sobre su padre.

Los preparativos

El siguiente paso para la realización del viaje fue fijar las condiciones económicas en que se emprendería. El 17 de abril de 1492 se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe. Llegar a estos acuerdos no fue fácil, pues como dice el padre Bartolomé de Las Casas en su Historia de las Indias: “Hacía más difícil la aceptación deste negocio lo mucho que Cristóbal Colón, en remuneración de sus trabajos y servicios e industria pedía”.

 carabelas
En dichos documentos, se le concedió a Colón el oficio de Almirante de la Mar Océana en forma vitalicia y hereditaria, y se le nombró Virrey y Gobernador de las tierras que pudiese descubrir. También, se acordó entregarle la décima parte de todas las ganancias que se obtuvieran y el derecho de contribuir con la octava parte de los gastos, recibiendo igual proporción de las ganancias.
A disposición de Colón fueron puestas dos carabelas, la Pinta y la Niña, y una nao, la Santa María; asimismo, se reclutó a los tripulantes y también se eximió del cobro de derechos de aduana al cargamento que llevaban las naves y se extendieron a Colón el nombramiento de capitán mayor de la armada y una carta de presentación al Gran Khan, el gobernante de China, o a cualquier otro príncipe de la India.

 

Los otros viajes de Colón

Filed under: Los Viajes de Colón — Rodrigo Alvarez @ 2:52 pm

 Segundo viaje de Colón

 Tras arribar a España y entrevistarse con los Reyes Católicos, Colón recibió el encargo de realizar una segunda expedición. Esta vez no serían tres naves, sino 17 las que cruzarían el Atlántico en busca de las islas descubiertas en el viaje anterior. Se embarcaron alrededor de 1.200 personas, incluyendo los hijos de Colón, Diego y Hernando.
El zarpe se efectuó desde Cádiz el 25 de septiembre de 1493, arribando las embarcaciones a la Española en noviembre. Allí el Almirante había dejado un grupo de hombres, pero de ellos sólo encontró sus restos, al igual que los de la construcción que habían levantado.

En esta oportunidad, Colón decidió fundar una ciudad, denominada Isabela en homenaje a la Reina de Castilla. Pronto empezaron a presentarse algunos problemas. El oro no se encontraba en grandes cantidades y surgieron las quejas de los colonos, por lo que Colón se vio obligado a enviar algunas naves a España para solicitar refuerzos. Dejó a su hermano Diego como Gobernador y partió hacia Jamaica y luego a Cuba. Una vez que retornó a la Isabela, se enteró de que un grupo de españoles había protagonizado una revuelta y que los indígenas, agobiados por los trabajos que los colonos les obligaban a realizar, se habían sublevado. Algunos de los colonos lograron partir a España, donde acusaron al Almirante de abusos administrativos.

Los Reyes enviaron a Juan de Aguado a supervigilar el gobierno. Este funcionario no se entendió con Colón y decidió regresar, pero sus naves naufragaron y, curiosamente, terminó cooperando con el Almirante en la fundación de la ciudad de Santo Domingo.

Colón regresó a España en 1496 y justificó sus actuaciones ante los Reyes.

 Tercer viaje de Colón

El tercer viaje de Colón se inició a fines de mayo de 1498 en San Lúcar de Barrameda. Esta expedición fue la que descubrió, el 1 de agosto de ese año, la desembocadura del río Orinoco, es decir, llegó hasta el mismo continente americano. Un mes después, Colón arribó a la Española donde nuevamente le esperaban algunos problemas. Los colonos se habían vuelto a sublevar y acusaban a sus familiares de apoderarse del oro que habían conseguido. Estas acusaciones también llegaron a España, donde los Reyes decidieron enviar un Juez Pesquisador, Francisco de Bobadilla, para averiguar lo que realmente ocurría.

Bobadilla remitió al Almirante a la Península encadenado y en calidad de detenido (octubre de 1500); nuevamente Colón justificó su conducta y consiguió su libertad.

Cuarto Viaje de Colón

Colón inició una nueva expedición, pero esta vez se le prohibió recalar en la Española para evitar nuevos conflictos (1502). El Almirante recorrió la Martinica y las Antillas Menores, y a raíz de algunas reparaciones que era necesario realizar en las embarcaciones, se vio obligado a recalar en la Española. El nuevo Gobernador, Nicolás de Ovando, no le permitió desembarcar, por lo que debió seguir hasta Costa Rica para luego enfilar hacia la costa de Veragua.

El Almirante ya no tenía la salud de la que gozaba en 1492. Estaba afectado por la gota, enfermedad que lo obligaba a permanecer en cama. Recaló en Jamaica y mandó pedir provisiones a la Española. Tras siete meses de espera, sólo recibió algunos toneles de vino y un poco de carne salada. En agosto de 1504 decidió viajar a aquella isla, donde fue bien recibido, pero no se le reconocieron su autoridad ni sus privilegios. Al mes siguiente partió hacia España, arribando en noviembre de 1504.

 

Videos sobre el Descubrimiento julio 6, 2007

Filed under: Videos Youtube — Rodrigo Alvarez @ 9:46 pm

Aqui algunos videos sobre el Descubrimiento de America, los cuales nos muestran las distintas caras de este hecho histórico.

Para reproducirlos solo necesitas hacer clic sobre el video y listo…

Video 1

Video 2

Video 3

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.